Crema de calabaza Butternut

Estoy a punto de plantar mi pequeño huerto, como cada primavera. Pero antes, estoy aprovechando todavía las calabazas que recolecté a finales del verano pasado. Cada año pongo un par de plantas de calabaza butternut en el jardín. Hará dos o tres años que lo hago. Antes pensaba que no me cabía una planta tan grande pero encontré la solución. Como ocupan bastante, las planto entre una hilera de rosales y hacen una cama en el suelo con sus enormes hojas y sus  bonitas flores. Además, dos plantas son más que suficiente para poder comer calabaza todo el año. Con sólo dos, consigues como una veintena de calabazas. Así que, incluso bastaría con una.

También se pueden plantar en un balcón, aunque parezca imposible. Os muestro una foto de un blog donde proponen la idea de plantar calabaza (entre otras cosas) en un balcón, en macetas de autorriego, entutoradas a una espaldera de madera.

En la cocina es muy versátil. Con calabaza se puede hacer desde una crema, una sopa de verduras o un puré. Puede servirnos, hecha al horno, como acompañamiento de una buena carne. Incluso la podemos hacer a la barbacoa, cortada en trozos muy finitos. Como crema o puré, puede ser un plato  muy casero y sencillo, con sólo calabaza, cebolla y patata, que suele gustar mucho a los niños. Pero, también, puede convertirse en un sofisticado  primer plato cuando tenemos invitados, con el que quedas muy bien. Este plato puede tomarse tanto caliente como frío.

Receta-crema-de-calabaza

Crema de calabaza

Hoy haré crema con una calabaza de unos 900 g, 4 ó 5 tiras de bacon, una patata, 1 ó 2 puerro (según la medida), un poco de nata líquida, 4 ó 5 hojas de salvia, aceite, sal y pimienta.

La salvia es muy buena amiga de la calabaza, así que nos dará un toque muy rico a la crema.

Elaborar esta crema es muy sencillo. Rehogamos en aceite el puerro y el bacon con la salvia, unos minutos. Añadimos las patatas y la calabaza en trozos más o menos regulares, y dejamos que se mezclen los sabores. A continuación, cubrimos las verduras con agua. También se podría hacer con caldo de verdura. Se deja hervir hasta que la verdura esté tierna, unos 20 minutos. Una vez cocinada, lo batimos todo, con un poco de nata líquida, hasta conseguir la consistencia que queramos, es decir más espesa o menos. La emplatamos y echamos un chorrito de aceite por encima. La calabaza se puede hervir con la piel porque se hace complicado pelarla en crudo. Una vez cocida se puede retirar la piel o no, sin problema.

De la calabaza, se pueden aprovechar las pipas y saltearlas en la sartén, por ejemplo. También sus flores, que pueden prepararse rellenas  o en tempura.

Bon appétit

Madame Pépinière